Antecedentes

A mediados de la década de los noventa, un grupo de integrantes de la Comisión Directiva (incluidos ex Presidentes) del COPITEC, decidieron dar un paso más allá de las funciones esenciales de “velar por el control ético” de la profesión de la ingeniería de nuestra especialidad que asigna la Ley.
Para ello se requería un instrumento institucional idóneo, surgiendo la iniciativa de crear una institución civil sin fines de lucro. Así nace la Fundación para el Desarrollo de las Telecomunicaciones, la Electrónica y la Computación (FUNDETEC).

De esa manera se pretendía devolver a la sociedad parte del aporte realizado por ésta, al brindarnos la oportunidad de capacitarnos al más alto nivel y convertirnos en profesionales útiles al país.
Pero su vida no resultó ajena a la convulsionada vida socioeconómica nacional, y luego de intentar una estructura operativa e iniciar una serie de actividades, la crisis del 2001-2002 lleva a la Fundación a la situación de quiebra económica.

Los Consejeros post crisis de nuestra Comisión Directiva, siguieron creyendo en la utopía de aquellos visionarios fundadores y deciden reiniciar la propuesta, renovando sus anteriores autoridades.
Esta resultó ser una actitud coherente con la reconstrucción que estaba sucediendo en nuestro país y es así como se retoman nuevamente las actividades. Adicionalmente, se presentan ante la Justicia para solicitar sea considerada como Unidad de Vinculación Tecnológica (UVT), condición imprescindible para acceder a financiamientos que suelen ser requeridos para desarrollos de innovación tecnológica.